Desde su comercialización hace ya más de 30 años, el teléfono móvil ha cumplido múltiples y diversas funciones. Si bien en aquel momento apenas prestaba servicios más allá del envío y recepción de llamadas y mensajes, su evolución ha sido exponencial, llegando a realizar en la actualidad las mismas funciones que un ordenador.

Aprovechar el potencial que otorga el poder disponer de una forma de comunicación con el consumidor en cualquier momento del día es una de las tareas primordiales del marketing. El estudio “The State of the Industry: Mobile Marketing in EMEA” llevado a cabo por la Mobile Marketing Association (MMA) muestra que el 61% de los profesionales del marketing entrevistados integran el marketing móvil en su plan de comunicación como una canal más del mismo mediante el que interactuar con el público

Pero ¿cómo utilizar el marketing móvil para lograr una comunicación de marca de éxito? Te damos unos pequeños consejos para optimizar esta herramienta:

  • Combínalo con otras acciones complementarias, como el email marketing o el marketing directo. Ninguna herramienta de marketing es absolutamente eficaz por sí sola, si no la combinación de ellas lo que optimiza su uso. Establece un plan de marketing y define tus acciones de forma conjunta para obtener un mensaje unificado.
  • Define bien el público objetivo al que dirigirte. Aunque el teléfono móvil resulte el nexo en común de los usuarios, estos son diferentes entre sí. El uso del mismo varía si lo utiliza un adolescente a si lo hace un padre de familia. Un mismo mensaje será recibido e interpretado de forma diferente en función del receptor y sus circunstancias. 
  • Practica el Storytelling: consiste en contar historias, relacionadas contigo o tu marca, que permitan conectar emocionalmente con el usuario y que este empatice con ellas. Presenta estos contenido de una forma breve y mediante un titular o elemento que resalte y llame la atención, invitando al usuario a hacer click.
  • Potencia la interactividad. El móvil es un canal bidireccional que permite que el usuario interactúe con la marca, permitiéndote definirles y perfilarles un poco mejor. A partir de su forma de ser y sus gustos y preferencias se puede rediseñar el mensaje para adaptarlo al usuario y mejorar así los posteriores comunicados

Pon en práctica estos consejos y podrás mejorar la efectividad de tu plan de marketing. Aprovecha las ventajas de las nuevas tecnologías para conectar con tus pacientes.