El pasado 25 de mayo entró en vigor el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos), que complementa a la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) que actualmente estaba vigente. 

Este RGPD se aplica a todos los ciudadanos de la Unión Europea y regula el uso y tratamiento de los datos de los usuarios. En el caso de la clínica dental, abarca a toda la información que se ha recopilado de los pacientes, tanto a nivel clínico como administrativo.

Te dejamos algunas acciones que debes tener en cuenta a la hora de adaptarte a esta nueva normativa. 

* Informa a tus pacientes. Siendo el correo electrónico el medio más cómodo y sencillo para ello, se debe informar a los pacientes que formen parte de la base de datos sobre los nuevos cambios y cómo afecta a sus derechos como usuarios

* Adapta tu página web. Si dispones de una página web de la clínica, deberás adecuar la información ya existente en la sección de Política de Privacidad.

* Primeras visitas. Hasta ahora los pacientes que acudían por primera vez a la clínica firmaban la LOPD para pasar a formar parte de tu base de datos. Este documento debe ser modificado y revisado e informar al paciente de que se trata ya de la nueva normativa vigente en el momento de su consentimiento.

En cualquier caso, te recomendamos que acudas a profesionales expertos en esta materia, como son las agencias de protección de datos. Un asesoramiento experto te ayudará en esta transición. En dentalDoctors ya nos hemos adaptado a la nueva normativa, como podrás ver en la sección de Condiciones Generales de nuestra web.