Si sus empleados sonríen, el tiempo se les hace corto durante la jornada laboral, no les espantan los lunes y buscan soluciones en lugar de quejarse y generar problemas, puede sentirse orgulloso porque sus trabajadores están comprometidos y felices desempeñando su trabajo.

 

Entrelos conflictos y las frustraciones habituales derivadas de trabajar en grupo,  compartiendo tareas y obligaciones, a veces,es fácil pasar por alto las señales positivas que imprimen que se disfruta y seama lo que se hace en el día a día. Por circunstancias y particularidades varias,existen jornadas mejores y otras peores pero, es necesario detectar losindicios que marcan y revelan la felicidad en el puesto de trabajo ya quedetectarlos ayuda a que se difunda el buen clima entre el resto de compañeros.

 

INDICIOSDE FELICIDAD LABORAL

1. Tener amigos en el trabajo

Solemos desear trabajar con personascercanas, a las que respetamos y con quien nos gusta interactuar, dialogar ytratar. Trabajar rodeado de amigos dulcifica la ejecución de las tareas ymantiene nuestra motivación y pro actividad. Hay que tener en cuenta que eltrabajo ocupa gran parte de nuestras vidas y hacerlo agradable se convierte enuna necesidad.

 

2. Disfrutar ayudando a loscompañeros

Es muy recomendable preocuparse porla consecución de los objetivos de todos los miembros del equipo ya que su alcancerepercute en el bienestar de todos. Tomar consciencia de los objetivos de losdemás, adoptándolos como propios, es un hábito muy valorable.

 

3. La jornada laboral se hace corta

La predisposición, la actitud y el compromisogeneran vocación laboral y hacen que se disfrute con las tareas ejecutadas. Queel tiempo vuele, que llegue de forma casi imperceptible la hora de marcharse acasa, es un síntoma inequívoco de que se disfruta con el trabajo.

 

4. Faltar al trabajo como indicio depreocupación

Elcompromiso con el equipo es tal que, faltar al puesto de trabajo, supone unfastidio personal. La implicación sincera y auténtica con el equipo crea un vínculo emocional y laboral tan intenso que, la persona que se ausenta, siente que falla al equipo y tiene la sensación de descompensar el funcionamiento habitual de la clínica.

 

5. Los lunes no son un problema

El trabajo entretiene, motiva eincentiva, por eso cuando comienza una semana no existen malas caras ni desánimopor empezar una nueva semana laboral. Los fines de semana sirven para recargarlas energías para que los lunes supongan tan sólo afrontar nuevos retos y metaspor cruzar.

 

6. Buscar el éxito común más que ellogro individual

No sentir la necesidad de destacar deforma particular sino disfrutar consiguiendo logros colectivos que se puedencompartir con los compañeros.

 

7. Avanzar, ir siempre hacia adelante

Eloptimismo, el afán de superación, el clima agradable y la calidad en el trabajoson fundamentales para culminar las expectativas de todos los miembros de unequipo además de servirles de motivación para la consecución de sus objetivos.

 

8. Los inconvenientes no perjudicansu trabajo

Es evidenteque en el trabajo surgen conflictos y el ambiente no siempre es ideal pero,afrontar las contrariedades con humor y empatía sirve para relativizar,canalizar y mantenerse centrado en los problemas que realmente importan.

 

9. Encontrar soluciones en vez deplantear problemas

Reunirse con los compañeros paraafrontar las dificultades proponiendo ideas de mejora que ayuden a solventarproblemas en lugar de criticar y recalcar los aspectos negativos es un hábitoque todos deberíamos tomar como ejemplo. Mejor ser proactivo, resolutivo ypositivo que conformista y destructivo.

 

10. Saber qué y cómo hacer las cosascomo valor diferencial

Sentirseparte de la organización en la que se trabaja, entender, compartir y vivir sufilosofía además de seguir los protocolos de actuación es la vía para sentirsecómodo y útil en la clínica. Hay que ser conscientes del potencial de cada uno ysaber cómo contagiar y motivar a los compañeros con quien se trabaja para sacarlo mejor de todos.

 

La mayoríade estas razones son cuestiones de actitud y compromiso personal que sefundamentan en aptitudes propias del liderazgo organizacional. Y es que, saberconducir a los equipos de trabajo favoreciendo un ambiente agradable eincentivando al personal, ayuda mucho a que las personas que trabajan en laclínica se sientan parte activa de ella y, por consiguiente, se identifiquen yamen su puesto de trabajo.