Desde que comenzamos la jornada recibimos aproximadamente 3.000 impactos publicitarios al día, más de un millón al año, la mayoría de ellos asociados a un producto o servicio ofrecido por una empresa y respaldado por una marca. Pero, ¿cuántas de esas marcas acompañan a una persona física? ¿Se puede ser una “marca personal”?
 
La respuesta es, claramente, sí. La marca  personal, o Personal Brand, consiste en suponer que una persona física debe potenciar, construir y transmitir su imagen al igual que lo haría una marca comercial. La creación de la marca personal nació como forma de potenciarse a uno mismo a la hora de buscar trabajo, por lo que se ha visto potenciado en los últimos años debido a la recesión económica en la búsqueda del candidato por destacar de forma cualitativa.
 
¿Cómo crear y fortalecer tu marca personal? Aquí te proponemos unas directrices para lograr una marca efectiva.
 
1. Crea tu propio plan de marketing 
Siguiendo los mismos pasos que para crear una marca empresarial, es necesario identificar los puntos débiles y fuertes mediante un análisis DAFO así como identificar quién es tu público objetivo al que te diriges. Una vez se han delimitado estos aspectos, en función de tu propia visión y misión es hora de definir los objetivos que se persigue alcanzar y cuáles son las estrategias para cumplirlos. Si quieres saber más sobre cómo crear un Plan de Marketing consulta nuestra noticia. 
 
2. Presencia en Redes Sociales
Aprovecha la importancia de las redes sociales en una sociedad digital como la que vivimos. Si bien no es cuestión de crear perfiles en todas ellas, es importante decidir qué redes son las que más te benefician, siempre en función de la temática del objetivo y el público al que buscas dirigirte. Sé activo en las redes, tu presencia no debe limitarse a tener un perfil creado pero vacío sin contenido.
 
3. Muévete
Establecer relaciones profesionales es fundamental, pero no conseguirás hacerlo si te quedas en casa. Interésate por aquellos eventos que puedan servirte para conocer e intercambiar opiniones, reflexiones, etc. con medios de comunicación, otros profesionales del mismo sector, por ejemplo. Se trata de hacerse oír y ver para empezar a darte a conocer.
 
4. Creación de contenidos
Antes de comenzar a crear contenidos para generar notoriedad, detente un momento a reflexionar si son de calidad. Se dice que Internet no olvida, de modo que debes asegurarte de que lo que escribes está expresado de la mejor forma y si te beneficia que los lectores te relacionen con lo que has publicado. Una buena forma de generar contenido viral son las infografías, donde se combinan contenido e imagen.
 
5. Posicionamiento web
No basta únicamente con tener una buena marca personal, debe estar al alcance de todos, por lo que el posicionamiento web es fundamental. La creación de un blog personal o disponer de una página web es el primer paso. Una vez se disponga de ello, se han de crear palabras clave y secundarias en los contenidos que se inserten que consigan hacerte subir puestos en los buscadores de Internet.  
 
6. Crea alianzas estratégicas con otros profesionales
Quienes ofrecen lo mismo que tú, valores, conocimientos, experiencia profesional, etc. no suponen necesariamente una amenaza. El objetivo de crearlas es encontrar relaciones profesionales y duraderas. Existen varias llamadas a la acción que pueden serte de utilidad, como la realización de entrevistas en medios de comunicación tanto online como offline, la impartición de conferencias o invitar a otros profesionales a que colaboren contigo, entre otros. Potencia el Networking
 
7. Sé consciente de los errores más comunes que se deben evitar
Existen una serie de factores que, si bien no son responsables directos de que una marca sea potente o  no, contribuyen a que no tenga tanto éxito como podría. Los más comunes y también más fáciles de evitar son, entre otros, no definir correctamente lo que ofrece tu marca, imitar algo que ya ha tenido éxito previamente o usar los canales inadecuados. 
 
8. Revisión y seguimiento de objetivos
Es fundamental hacer un seguimiento que permita medir la eficacia y eficiencia de las estrategias marcadas. La forma de medir ha de estar adaptada a las necesidades de tu marca en función de los objetivos previamente definidos. En el caso de que la valoración de objetivos evidenciara que no se está consiguiendo lo que se había propuesto en un principio, será necesario redefinir las estrategias para mejorar e incrementar el éxito de la marca.
 
En dentalDoctors pensamos que no hay mejor marca para una clínica que el nombre, la honestidad y el buen hacer de un dentista y su equipo. Pero también en estos casos es fundamental construir una marca personal. Te animamos a potenciar tus fortalezas y mejorar tu marca personal, lo que seguro mejorará la imagen que tus pacientes y colegas perciben.