Cómo y cuándo adaptar la visión estratégica

A raíz del último encuentro Xsite, celebrado en Boston en el mes de junio, con el fin de analizar los retos de en materia de emprendedurismo e innovación en su área de influencia, diversos expertos debatieron sobre las principales cualidades que un líder debe reunir para conducir a su empresa hacia el éxito y todos ellos coincidieron en señalar la necesidad de contar con una visión estratégica y, además, saber adaptarla a las circunstancias cambiantes.

Lo primero que hay que recordar es que la visión estratégica de cualquier empresa, independientemente de su sector, debe estar centrada en aportar valor al cliente o, en nuestro caso, al paciente, pues éste debe ser el centro y eje de las decisiones. Incluso, cuando se requiera la introducción de cambios sustanciales dentro de la estrategia, el cliente debe seguir siendo el objetivo hacia el cual se orienten las acciones.

Sólo una visión enfocada de este modo puede garantizar la continuidad de la organización en el futuro, lo cual no quiere decir que esta visión estratégica deba permanecer estática en el tiempo. Más bien al contrario.  Y lo difícil, y lo que por este mismo motivo identificará a un buen líder, será saber reconocer en qué momento es necesario dar una vuelta de timón y si ésta debe ser más o menos acentuada.

Para ello, el líder debe realizarse continuamente las denominadas por los expertos “killer questions”, que son aquellas preguntas que buscan conocer qué puede “matar” la estrategia empresarial y cuyo conocimiento será clave para averiguar si la situación o hecho concreto está próximo a producirse. Dicho de otro modo, la clave está en conocer los peligros a los que se enfrenta la estrategia empresarial a fin de poder introducir los cambios que, sin apartarnos de la misión y los valores originales, nos ayuden a evitarlos.

En esta tarea, la responsabilidad del líder es clara. No es posible dirigir una clínica dental ni a un equipo sin tener claro hacia dónde y de qué manera queremos evolucionar, qué obstáculos nos podemos encontrar en el camino y cuándo pueden aparecer.