Unas dotes de comunicación efectiva, gran capacidad de análisis y autocrítica, una actitud positiva y mucha creatividad son algunos de los rasgos que integran lo que la consultora de Recursos Humanos Profiles International ha definido como el ADN del emprendedor de éxito, que es aquel que logra llevar a su empresa por el camino deseado y consigue crear equipos de trabajo efectivos y productivos, implicados con la misión y los objetivos de la organización.

Para dar con estas cualidades o rasgos clave, la consultora desarrolló un estudio en colaboración con la Asociación de Jóvenes Empresarios de Madrid, la Asociación Española de Mujeres Empresarias Omega y Emprendedores Jung, en el que analizó a una selección de empresarios con un mínimo de 5 años de experiencia en la gestión de su propia empresa, referentes en su sector, con continuidad y solidez financiera y que hayan creado y gestionen equipos de trabajo efectivos.

Tras analizar todos los casos y resultados obtenidos, se determinó que los empresarios de éxito comparten todos las siguientes características:

  • Son personas que han desarrollado sus competencias comunicacionales, transmiten sus ideas e información habitual de forma eficiente, así como también son capaces de asimilar información de mayor complejidad y aprender rápidamente de sus errores.
  • Muestran un alto grado de determinación, de energía, independencia y de asumir el control de sus acciones.
  • Aportan ideas, tienen la iniciativa para cuestionar el estatus quo.
  • Muestran una actitud positiva y optimista, sin dejar de ser realistas.
  • Son personas creativas, con espíritu emprendedor y pendientes de sus finanzas. 

Y además,

  • Se apoyan en información objetiva al tomar decisiones, sin dejar de tener en cuenta su intuición.
  • Crean redes de networking, trabajan en equipo, buscan la armonía del equipo sin dejar de ser firmes cuando es necesario. 

Según la consultora responsable del estudio, el perfil elaborado permitirá a futuro, cuando se contraste con una persona, predecir con una fiabilidad por encima del 80%, si podrá tener éxito como emprendedor empresario.  Además, confía en que sirva para elaborar una metodología para que los empresarios puedan identificar a las personas adecuadas a sus negocios, retener a aquellos talentos que se adecúen y desarrollarlos hasta alcanzar su máximo rendimiento.