Entrevista a la Dra. Carmen Iturbe

 

La Dra. Carmen Iturbe es licenciada en Odontología y Máster en Ortodoncia, además de ser miembro activo en diversas sociedades científicas, dirige su propia clínica dental en Bilbao desde hace casi 10 años, donde los pacientes destacan de ella su cercanía, su alegría y al mismo tiempo su profesionalidad. Antigua alumna del programa formativo de dentalDoctors, nos concede esta entrevista para aportar su experiencia y punto de vista sobre la odontología en nuestro país.

 

¿Quién es Carmen Iturbe y cuál ha sido el camino para llegar hasta aquí?

Tras trabajar por cuenta ajena, volví a mi Bilbao natal y tomé las riendas de la clínica de mi madre, que necesitaba una puesta a punto dado el cambio de mercado que se venía produciendo. Después compré la clínica y empezaron los grandes cambios, pues necesitaba optimizar mi tiempo y estar más con mis hijos.

Me hablaron de dentalDoctors y me decidí. Fue más difícil de lo que pensaba, pues requirió mucho de mi tiempo libre corregir y establecer nuevos protocolos y hacer partícipe a mi equipo qué quería, pero valió la pena. Aunque no he llegado a aplicar todos los conceptos adquiridos, he notado un cambio sustancial en la fluidez del trabajo y ganancia de tiempo libre.

 

¿Cómo pasas el tiempo que no estás dirigiendo la clínica dental? ¿Qué es lo que más valoras fuera del entorno laboral?

Sin duda la familia es lo que más valoro, pues ocupan mi tiempo de una forma muy satisfactoria. Además disfruto yendo a jugar a pádel.

 

¿Cuáles son tus metas como profesional de la odontología?

Ya no soy ambiciosa; quizá porque he madurado, solo quiero hacer mi trabajo lo mejor posible, estar al día en las nuevas tecnologías para ofrecer a mis pacientes el mejor tratamiento posible y de la forma más cómoda y eficaz. Y, aunque me gusta mi trabajo deseo trabajar para vivir, no vivir para trabajar.

 

¿Cómo ves actualmente la situación en la que se encuentra el sector odontológico?

Creo que en nuestro país tenemos los dos extremos: muy mala y muy buena odontología, y muchas veces los pacientes quieren el resultado de la buena al precio de la mala. Pero creo que es posible dedicarse a este oficio de forma honesta, encontrando el equilibrio y no pretendiendo “captar” a los pacientes que no entienden nuestro modelo de trabajo.

 

¿Háblanos del equipo humano que compone la clínica y su trabajo en el día a día?

En la clínica cuento con siete profesionales: Oiane (dentista), Patricia (ortodoncista), Pelayo (cirujano), David (recepción y contabilidad) y Tamara y Unai (higienistas y auxiliares). Entre los siete hacemos un equipo compacto y con un buen engranaje. Cada cual tiene sus funciones, pero nos ayudamos unos a otros en los momentos necesarios. Gracias a ellos mi trabajo diario se hace más entretenido y fácil.

 

¿Cuáles son las funciones como directora de la clínica dental que más te satisface desempeñar?

Lo que más me satisface es comprobar que los protocolos se cumplen y la rueda sigue girando en mi ausencia. Comprobar que funcionan bien sin mí y que es seguro y posible delegar en mi equipo es una sensación muy satisfactoria, un éxito total.

 

¿Qué ha supuesto para ti como líder y directora de la clínica adquirir y aplicar conocimientos sobre gestión odontológica?

Ha sido un extra de trabajo, pero al ver los resultados me doy cuenta del ahorro de tiempo y dinero que supone. Un punto clave ha sido la gestión de la agenda y hemos notado una ganancia sustancial de tiempo. Protocolizar cada acto hace que proyectemos una imagen de equipo unido y bien engrasado que los pacientes valoran positivamente. Además, todo fluye de una manera más eficaz y serena. Todo se desarrolla de forma más natural y con mejores resultados.

 

Dra. Carmen Iturbe

Clínica Dental Carmen Iturbe

Bilbao (Bizkaia)