Según la investigación llevada a cabo por la consultora internacional de gestión McKinsey, Las empresas que se destacan en el área de la creatividad superan a sus rivales en términos de resultados financieros.
 
  

La creatividad implica una vuelta de tuerca respecto a lo que ya se practica, conectar las ideas que surgen durante la visita de los pacientes y buscar la forma de aplicarlas a los distintos ámbitos de trabajo, siempre en busca de la calidad asistencial a los pacientes 

Para potenciar la creatividad en el equipo clínico, existen algunos tips de gran utilidad:

Generar confianza.

Todos los miembros del equipo deben sentirse cómodos y seguros a la hora de expresar sus ideas. En muchas ocasiones las personas pueden sentirse frenadas por miedo a ser cuestionadas por la dirección o quedar en ridículo.

Apoyar y estimular la generación de ideas. 
Incentivar el entusiasmo es muy importante para dar rienda suelta a las ideas, así como impulsar a quienes demuestren una capacidad destacable en algún área específica.

Constancia.
Es importante potenciar la creatividad de forma continuada y no puntualmente. La fijación de objetivos a medio plazo genera un grado de compromiso y firmeza por parte del equipo
.

Diferénciate de los que te rodean poniendo en práctica estas herramientas y mejora la experiencia de tu paciente en la consulta