Nieves Barnuevo-Coordinación de Formación y Comunicación dDr

¿Sabías que el 85% de las decisiones que tomamos lo hacemos de manera inconsciente? El comportamiento del ser humano a veces es un universo de lo más desconocido para todos nosotros. Y nuestros pacientes, ¿cómo toman la decisión de quedarse con nosotros, de amarnos, de odiarnos, de recomendarnos?

Por eso, vamos a proponer profundizar hoy en un aspecto del marketing que actualmente es una tendencia: el neuromarketing. Esta técnica consiste en aplicar de la neurociencia o respuesta a los estímulos para estudiar los efectos que tiene la mercadotecnia en el comportamiento. Pero veamos cómo puede influir dentro de tu clínica dental.

  • Mejor si hablamos de personas reales: Cuando pienses en diseñar material promocional, cuando vayas a actualizar las redes sociales, el blog de tu clínica o la web… Usa imágenes donde aparezcan personas y si son pacientes de tu clínica o miembros de tu equipo, mucho mejor. Te otorgará un nivel de cercanía mucho mayor.
  • El poder la música: La música amansa a las fieras, dice el popular dicho. La música relajada genera tranquilidad, si está desafinada causa sensación de abandono y caos y si es acelerada provoca compras más rápidas (por eso en determinadas tiendas de ropa la utilizan).
  • Ni frío ni calor: Una temperatura media de 23º centígrados es la mejor para que nuestros pacientes se sientan a gusto en nuestra clínica.
  • El olor, como ya hemos hablado en otras ocasiones, tiene una influencia decisiva en crear un buen ambiente.

Te recomendamos que tengas muy en cuenta los efectos que todos estos aspectos pueden tener en la aceptación de un tratamiento, en el regreso de un paciente y su fidelidad hacia nosotros. Ten en cuenta que según la consultora abc.es tardamos 2,5 segundos en tomar una decisión y en un 80% de las ocasiones el componente emocional tiene el mayor peso. Por ello, es importante trabajar para pasando a ser una “loveclinic”, una clínica por las que los pacientes sienten una conexión especial, como comentábamos en el artículo ‘Logra que tus pacientes se enamoren de ti’.