Para un mayor éxito en tu gestión, practica la atención plena

 

Todos hemos tenido alguna vez la sensación de tener que realizar multitarea para poder llegar a todo, y creer que, de una forma u otra, seremos capaces de hacerlo y hacerlo bien. Sin embargo, cualquier tipo de distracción o estímulo, tanto externo como interno, afecta directamente a la capacidad de ejecución, por lo que solo estaremos haciendo perfectamente mal dos cosas a la vez.

La Atención Plena, también llamada Mindfulness, se define como la capacidad de poder estar totalmente concentrado únicamente en un aspecto o tarea, sin que nos interrumpan otros pensamientos. Cuando prestamos una total y plena atención a lo que estamos haciendo, resultamos mucho más productivos. No solo le dedicamos un mayor esfuerzo y concentración que derive en un resultado mejor, sino que el tiempo necesario para lograrlo es menor, pudiendo invertir el restante en otras tareas.

Si bien parece algo muy sencillo de ejecutar en realidad no lo es tanto, y es hoy en día, con la vida fast en la que nos vemos envueltos, más necesario que nunca para obtener el éxito tanto en lo personal como en el trabajo al frente de la gestión de tu clínica dental.

 

¿Quieres poner en práctica la atención plena para ser más eficiente en la gestión de tu clínica dental? Te mostramos algunos tips para conseguirlo:

Realiza tareas individuales

Olvida la multitarea. No más enviar un correo electrónico mientras hablas por teléfono. Elige una única tarea en la que enfocarte durante los siguientes minutos (no más de 30-35 preferiblemente) y pon tus cinco sentidos en ella antes de realizar un breve descanso y retomarla. Esto evitará que tu cerebro se sobrecargue y baje el nivel de atención y comprensión en lo que estás haciendo.

 

Lo fundamental de una correcta respiración

Respirar es lo que nos permite estar vivos, y sin embargo no somos conscientes de nuestra propia respiración. Tómate unos minutos al día, en el momento que tú prefieras, para parar, dejar lo que estés haciendo, y respirar profundamente y con calma. Deja que tus pulmones se llenen de aire (si puede ser aire fresco, mucho mejor) y te llenen de fuerza para retomar la tarea que tenías pendiente.

 

Practica los descansos regulares

Hacer pequeños descansos durante la jornada y durante el tiempo que prestas plena atención a una tarea te permite aumentar la creatividad otorgarle a tu mente el tiempo preciso para digerir la información que estás absorbiendo.

 

Elimina distracciones, especialmente tecnológicas

Prepara adecuadamente tu zona de trabajo, eliminando o retirando aquellos objetos que no sea necesario utilizar para la tarea que vas a desarrollar a continuación. Cuantas menos distracciones tengas a mano más sencillo te resultará lograr la atención plena. Esto es especialmente importante para elementos como el móvil, la televisión o dispositivo electrónico en general, pues resultan de muy fácil acceso y a la vez nos dejan absortos sin darnos cuenta.

 

Estos son solo algunas de las herramientas que puedes utilizar para practicar la atención plena y obtener todos los beneficios que puede aportarte para mejorar tu concentración y rendimiento para la gestión de tu clínica dental. ¡Te animamos a que la practiques activamente!