Conseguir atraer la atención del consumidor con un mensaje o llamada a la acción, teniendo en cuenta la cantidad de impactos que recibe en el día a día, no es sencillo. Entre todo el “ruido” generado por las marcas y la competencia, son cada vez más los que están optando por “menos es más” en su estrategia de marketing

¿Qué es y en qué consiste esta herramienta? Te dejamos algunos puntos básicos que te servirán como guía.

* Mimetizarse con el entorno.
Cada mensaje emitido se realiza a través de un medio determinado, como puede ser una revista o incluso en la propia clínica dental. Es importante que tanto el contenido del mensaje como la imagen sean acordes al medio, pues al consumir ese medio el usuario recibe una línea de impactos diseñados acorde, y la estridencia provoca aversión a la marca

* Reducir la invesión.
Que un mensaje impacte en el usuario no se consigue necesariamente a base de repetirlo continuamente. De hecho, esto puede producir el efecto contrario, y lo más probable es que desarrolle cierto rechazo a la marca por ser demasiado insistente y molesta

Comunica sin hablar.
Utiliza otros recursos disponibles y que impliquen el uso de otros sentidos además de la vista, como testimonios de pacientes (oído), entre otros, para crear elementos de marketing más innovadores y que no obliguen al consumidor a paralizar su actividad para ver nuestro mensaje.

Esta versión del marketing es tan solo una de las múltiples herramientas y enfoques de los que puedes disponer para diseñar una estrategia de éxito. Como gerente y director de clínica dental, elabora un plan de marketing adecuado a tus objetivos y recursos disponibles. Si quieres saber cómo hacerlo, encontrarás ayuda en este artículo