Qué cualidades entrenar para ejercer un mejor liderazgo como director de la clínica dental

Un buen director de una clínica dental debe tener habilidades de liderazgo para poder gestionar a su equipo y para implementar con éxito medidas gerenciales para subir un peldaño más en la escalera hacia el éxito. Sin las habilidades de liderazgo es complejo gestionar y motivar a su equipo. Por ello, se hace necesario para ser un buen director, no solo conocer las tareas y funcionalidades de la gestión sino ser un líder de referencia. Con esta conjunción de roles, el éxito en la dirección de la clínica dental se hace mucho más accesible.

“Un líder… ¿nace o se hace?” es una de las preguntas que más nos hacemos. La respuesta es muy sencilla: no necesariamente. Existen cualidades innatas que favorecen y predisponen el rol del liderazgo, tal como se extrae del estudio de investigación Leadership Quarterly realizado por la University College de Londres, y en el que se estimó que una cuarta parte de la variación observada en el comportamiento de liderazgo entre las personas puede ser explicada por genes que se transmiten de padres a hijos.

Sin embargo, el otro 75% de las habilidades restantes puede entrenarse, y es ahí donde se gesta un verdadero líder; se hace necesario experimentar y poner en prácticas otras cualidades que no vienen aprendidas, para llegar a ser un líder efectivo.

En este artículo repasaremos aquellas cualidades esenciales para ejercer un liderazgo que ayude a avanzar en el éxito y gestionar equipos de trabajo eficaces para un mayor rendimiento y productividad de la clínica dental.

Influencia

Existen los llamados líderes por intimidación y los líderes por inspiración. La influencia reside en la capacidad que tiene un líder para hacer que los miembros del equipo se sientan parte de un proyecto en común, sin que sea necesario ejercer un comportamiento autoritario. Para poder ser una influencia para el equipo es imprescindible que tengas seguridad en ti mismo y en su papel al frente de la clínica dental, ser empático con ellos y saber transmitir optimismo, pasión y motivación, es decir, ser un ejemplo para los demás.

Delegar en el quipo

Un equipo resolutivo, independiente y autosuficiente no es posible de lograr si el líder no delega responsabilidades que sean capaces de poner en práctica y ejercer. Suele ser una de las principales dificultades a las que se enfrentan los líderes de equipo y, a la vez, una de las más importantes. Transferir responsabilidades y asignar autoridad a un miembro de tu equipo reforzará su confianza y potenciará su compromiso y capacidad de esfuerzo y autogestión.

Capacidad de comunicación

Comunicarse de forma correcta con el equipo es una cualidad clave para ejercer un liderazgo eficaz. Debes ser capaz de transmitir la información y las indicaciones de forma clara y concisa, para que el resto de los miembros del equipo sea verdaderamente consciente de lo que se espera y necesita de ellos. La comunicación no reside únicamente en tener una buena capacidad de oratoria, sino también en saber escuchar y comprender a la otra parte, entender lo que otros dicen y saber así aportar la ayuda necesaria en cada momento.

 

Delegar en tu equipo reforzará su confianza y potenciará su compromiso y capacidad de autogestión.

 

Visión y unión

Para ser un líder de éxito debes saber con exactitud cuáles son tus objetivos a lograr y cuál es el camino que quieres seguir en la dirección de tu clínica dental. Sin visión, no existe un punto al que dirigirse, lo que conllevará una mera gestión y administración de las tareas, a corto plazo, “apagar fuegos” sin un impulso ni motivación hacia la mejora y el crecimiento. Transmitir y hacer de todos tu visión como líder de la empresa es una fuente de energía para el equipo, un remar juntos en la misma dirección y hacer del “todo” una fuerza mucho más potente que el “uno a uno”.

Valorar el trabajo bien hecho

Una efectiva capacidad de liderazgo no se entiende ni llegará a buen puerto sin un equipo al que liderar. Según el estudio “Barómetro del empleo” realizado por la plataforma de empleo Infojobs, prácticamente la mitad de los españoles en activo manifestaba que un líder ideal es aquel que sabe reconocer y felicitar al equipo, siendo la falta de reconocimiento la segunda causa de preocupación en materia laboral. Tener el cuenta los logros de tus trabajadores y reconocer su buena labor tanto a nivel personal como delante de los compañeros reforzará su motivación y compromiso para continuar mejorando día a día.

 

Sin visión no existe un objetivo al que dirigirse ni remar juntos en la misma dirección.

 

Entrenar estas habilidades mejorarán la gestión de tu clínica dental, harán de ti un mejor líder y, en consecuencia, un mejor equipo. Si las potencias todas, enhorabuena, estás en el buen camino. En dentalDoctors siempre trabajamos por una correcta capacidad de liderazgo y otros ámbitos de la dirección de tu clínica dental. Si quieres llevar la gestión de tu clínica un paso más allá, infórmate sobre nuestro MBA en Gestión Dental, el máster de referencia en la gestión en odontología. Y recuerda: siempre se puede seguir avanzando en pos de la excelencia y el éxito.