Segmenta tus pacientes y obtendrás mejores resultados

Cada uno de los pacientes que acuden a la clínica dental lo hace por un motivo distinto. En consecuencia, la planificación y duración de los tratamientos es diferente según sus necesidades. Hay que conocerles para determinar lo mejor para su boca, lo que hará que el resultado sea mejor. 
 
A la hora de diseñar el plan de marketing para la clínica, es importante utilizar diferentes mensajes y vías de comunicación según los distintos tipos de pacientes. Es lo que se conoce como segmentación de mercado. (Si quieres saber más sobre cómo elaborar un plan de marketing pincha aquí)
    

Para que la segmentación resulte realmente eficiente, se utilizan varios parámetros sobre los diferentes públicos que facilitan el éxito de la estrategia:

Tamaño: procura no segmentar según demasiados criterios puesto que se componen grupos demasiado pequeños, por lo que la inversión en tiempo y recursos supone un coste demasiado alto para un público escaso.


Accesibilidad: los criterios por los que dividas a tus pacientes deben ser sencillos y alcanzables. Si se utilizan los gustos personales como segmentación, resultará más difícil darle al mensaje el contexto para que resulte verdaderamente eficaz.

Medición: con el fin de poder valorar los resultados de las acciones llevadas a cabo para cada segmento de mercado, ha de poder medirse el impacto que causará en él, así como su tamaño. Los criterios de medición varían en función de las necesidades de cada clínica (nuevos pacientes, regreso de pacientes inactivos, etc).

A continuación mostramos algunos criterios de segmentación que permiten dividir al público objetivo de forma más eficiente y sencilla.


Segmentación demográfica: A partir de variables como la edad, el sexo o la profesión que ejerce puede establecerse el perfil del target y así adaptar la forma de transmitir el mensaje.

Segmentación geográfica: En ocasiones la diferencia de ubicación puede conllevar diferencias culturales o de accesibilidad. 

Segmentación socioeconómica: En función de la calse social y el nivel adquisitivo de los pacientes elaborar distintas acciones de marketing, como bonificaciones en los tratamientos o comdidades en las formas de pago, por ejemplo. 

Segmentación por mentalidad de consumo: Esta es una de las que más nos gustan en dentalDoctors Institute. Identifica nichos o grupos que piensan como tú, que tengan valores similares a los que tu clínica defiende y trata de conectar con ellos.

Segmentación por lealtad: No sólo se trata únicamente de captar nuevos pacientes sino también de mantener a los que ya son fieles. Identificando este nivel de lealtad se define el mensaje a transmitir, así como el canal de comunicación.  Esta es una de las premisas del método slow dentistry, en el que cuidar a tu cartera de pacientes es el primer paso en cualquier plan de marketing.

Aplicando estos criterios de segmentación no sólo se incrementa el éxito del plan de marketing de la clínica sino que permite saber más sobre el paciente y mejorar la relación con él.