Continuamente hablamos de la búsqueda de formas de conectar con los pacientes y del marketing como herramienta para conseguir este objetivo. En este momento de la actualidad en el que es habitual hablar de influencers, youtubers y otros prescriptores famosos para realizar campañas de publicidad, en el campo de la Odontología encontramos en los pacientes nuestra mejor arma para la motivación.

En muchas ocasiones parte del éxito de una clínica dental se debe al boca oreja de los pacientes con sus allegados, que podrán mejorar el posicionamiento de la clínica. Una forma de dar a conocer lo que los pacientes han experimentado son los vídeos testimoniales. 

En primer lugar, lo más importante es contar con el consentimiento del paciente para difundir sus imágenes. Para crear un vídeo testimonial efectivo deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

– Incluir imágenes del tratamiento aplicado, lo cual ayuda a fijar el mensaje en el receptor y facilita su recuerdo, además de mostrar la forma de trabajo del equipo clínico.

– Transmitir ideas concretas y proporciona datos reales. Explicar de forma específica los objetivos a cumplir con el tratamiento del paciente y exponer los beneficios reales del mismo para aportar veracidad.

– Explotar la comunicación online. Proyectar el testimonio en la sala de espera no es suficiente. Utiliza las redes sociales para hacer llegar tu mensaje al mayor número de usuarios posibles. Otros canales muy efectivos son el videoblog en la página web o el email marketing. 

¡Recurre a tus pacientes más satisfechos y conviértelos en tu mejor carta de presentación!