Si alcanzar la productividad y mantener a raya su agenda es una tarea que le supone más de un quebradero de cabeza, pruebe estos consejos para mejorar su enfoque sobre gestión, administración y planificación del tiempo simplemente diciendo “no”.

 

De formafrecuente, siente que cuenta con el tiempo justo para realizar tareas querequieren más implicación y dedicación de las que les puede destinar. Esto leobliga a hacer malabares y a descuidar sus propósitos, estresándose paraejecutar y llevar a cabo sus objetivos. Ante esta disyuntiva tiene dos vías deacción: seguir en esa línea o cambiar radicalmente su dinámica de actuación.

 

Existenmúltiples consejos para mejorar la productividad, del mismo modo que seencuentra un gran número de consejos para administrar y optimizar el tiempo.Pese a todo, uno de los más poderosos es el arte de saber decir “no”. No a lostrabajadores, no a los amigos, no a sí mismo e incluso, no a los pacientes.Reflexione sobre las veces que se he arrepentido por haber dicho “sí” a algoque le condujo a malgastar sus recursos dirigiéndole lejos de su objetivoprincipal. ¿Es consciente del tiempo y el esfuerzo que se hubiese ahorrado sihubiera pronunciado la palabra “no”?

 

Elproblema no es otro que saber cómo decir esta mágica palabra. No es tarea fácilnegarle a alguien algo por lo que se le requiere: ¿Cómo decirles “no” a suscompañeros sin crear susceptibilidades y aversiones? ¿Cómo negarle a unpaciente la ejecución de un tratamiento que consideramos inapropiado? ¿Cómodecirse “que no” a uno mismo, abandonando las ideas ingeniosas y creativas quele pasan por la mente, para seguir centrado en lo que más importa?

 

Anoteestas tres sencillas pauta que probablemente le ayudarán a gestionar mejor sutiempo:

 

1.No responder inmediatamente

Cuandoalguien le pida que haga algo que no forma parte de sus objetivos inmediatos,simplemente indique que requiere un poco de tiempo para meditarlo. Tome eltiempo que necesite para evaluar los pros y los contras de su decisión.Reflexione sobre sus metas y analice las consecuencias de su respuesta. ¿Quéventajas e inconvenientes conlleva aplicar esta decisión? ¿Cómo afecta a sucarga de trabajo y a la del resto del equipo?

 

2.Aplicar soluciones creativas

A vecesdecimos que sí simplemente por ser agradables o porque consideramos que estámal visto rechazar una petición. Esta impresión es errónea ya que, en realidad,negarse significa que se tienen prioridades y límites, no que no se desee haceralgo en concreto. Cuando alguien acuda a usted solicitándole un tema o asuntoque le interese atender pero que le resulta imposible por motivos de horario oincompatibilidad con su planificación, piense en posponer el encuentro u ofrezcauna solución original. “No”, no significa necesariamente nunca.

 

3.No explicar ni pedir disculpas en exceso

Recuerdeesta locución latina: “Excusatio non petita, accusatiomanifesta” que hace alusión a que nose debe justificar ni pedir perdón por hacer algo que considere escorrecto para usted, su equipo y su clínica. Si es amable y coherente en surespuesta ofreciendo una simple explicación, la mayoría de la gente respetarásu decisión. Empatizar le será de gran ayuda. Deténgase un momento antes dereplicar, póngase en el lugar de la otra persona y elija las palabras másadecuadas antes de emitir su respuesta. Si su interlocutor es directo, seabreve y conciso. Si por el contrario es una persona emocional, utilice un tonoafectivo y sensible. Recuerde que las explicaciones y las disculpas largaspueden ser contraproducentes. Decir educadamente “no” acompañando este adverbiocon una breve explicación será más que suficiente.

 

Comomedida de control y reto personal, haga una lista anotando en ella susprogresos: cuándo y cuántas veces ha decidido utilizar el “no” ante una llamadainoportuna durante su jornada laboral; ante una petición comprometida de algúncolega; frente a una solicitud desproporcionada de uno de sus pacientes…Resístase al hábito de “complacer porque sí”, aprenda a decir “no” y realice unseguimiento de los beneficios que acumula ante esta nueva medida de ahorro detiempo y efectividad de recursos. Ante los sorprendentes resultados en elcumplimiento de sus planes y objetivos, cada vez le resultará más fácil aplicaresta palabra. En poco tiempo comprobará que decir “no” no significa dejar deser amable y, por el contrario, verá cómo su grado de confianza y respetoaumentarán entre los que lo rodean.