Existen muchos factores que determinan y condiciones el rendimiento y la imagen de la clínica dental. Uno de los más importantes, y a menudo olvidados, es el clima laboral.

Entendemos por clima laboral el medio ambiente humano y físico en el que se desarrolla el trabajo cotidiano. Influye en la satisfacción del personal, y por lo tanto, en la productividad. El psicólogo estadounidense Daniel Goleman, experto en estudios de inteligencia emocional, muestra un resultado interesante para cualquier empresario: “el impacto del clima emocional sobre el rendimiento de sus empleados es de un 20% a un 30%”; es por ello que las empresas de clase mundial, buscan constantemente identificar oportunidades de mejora y puntos fuertes, basándose en este tipo de estudios para conseguir mayor satisfacción entre la organización y su gente”.
 
Es la dirección, con sus sistemas de gestión, la que proporciona o no el terreno adecuado para un buen clima laboral. Es esencial evaluar, diagnosticar y comprender cómo ven sus empleados el clima de la clínica y cuáles son los factores dentro del clima que influyen más a sus empleados. También forma parte de las políticas de personal y de recursos humanos la mejora de ese ambiente con el uso de técnicas precisas.
 
En ocasiones, la dirección puede preguntarse si toda esta técnica de diagnóstico y trabajo es realmente efectiva a la hora de mejorar el clima laboral de la clínica. Cuando surja esta duda, es necesario recordar que en el recurso humano se encuentra el capital empresarial más valioso, ya que es el que posee y desarrolla el know how organizacional. Como defensores y creadores del método de gestión Slow Dentistry, estamos convencidos de que el cuidado del bienestar de nuestros equipos es un pilar fundamental en el crecimiento de la clínica dental y en la dirección hacia la excelencia prestada a nuestros pacientes. 
 
¡Desde dentalDoctors te animamos a seguir implementando la gestión en tu clínica y compartir tus resultados!